web analytics
Inicio » Demonología » Súcubo, el demonio de sexo femenino

Súcubo, el demonio de sexo femenino

El nombre de súcubo proviene del latín succubus, un demonío cuya forma esta representada por una atractiva mujer y que cuenta con la capacidad de introducirse en los sueños de los hombres, preferentemente jóvenes. El súcubo una vez introducido en los sueños del hombre impide los movimientos de este en la vigilia y el demonío aprovecha para nutrirse con la energía vital de este y obtener el preciado semen con el que fecundar a mujeres cuando toma forma de incubo. No suelen ser agresivos ya que pueden someter bajo hipsnosis a su victima y dado su belleza cautivar los sentidos para que no opongan resistencia.

Ambos demonios pertenecen a la historia de Lilith cuyo objetivo era sembrar el mundo de demonios por venganza contra dios. En algunas culturas tradicionales afirman que también se alimentan de sangre y se les puede reconocer por que carecen de piernas, dejando ver pezuñas, patas de gallo o cualquier forma animal. La exposición prolongada de igual manera que los incubos provoca la enfermedad y a largo plazo, la muerte del sujeto.

Es posible que también el contacto sea durante la vigilia, es decir, el sujeto este despierto y aprovechando una celebración con un numero elevado de gente esta lo atraiga y lo separe del grupo con la intención de alimentarse cuando esta bajo la influencia de el sucubo. La nutrición necesaria les permite a su vez mantener el estado de mujer que les proporciona la ventaja a la hora de conquistar al hombre.

A lo largo de la historia han surgido testigos que aseguran despertarse tras un sueño profundo totalmente agotados, tristes y con la sensación de haber tenido una pesadilla; en los casos más extremos si el sucubo consigue alimentarse por completo su victima fallece.

Pese a que se representa con una forma de mujer o un estado de invisibilidad que la victima no le permite percibir algunos de estos seres tienen la delicadeza de mostrar su verdadera forma mientras ocurre la copula para provocar más ansiedad y conmoción a la victima durante el acto sexual.

¿Habéis tenido alguna experiencia con sucubos?¿Conocéis casos reales?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.