Soñar con un nombre o nombres

  1. El nombre es lo primero que somos conscientes de poseer. Es el sentido de nuestro yo y de la pertenencia a un grupo. Si en sueños oímos que nos llaman por nuestro nombre, nuestra atención se dirige específicamente a la persona que somos. Se sugiere que los padres asignan un nombre a su hijo de modo que su significado suponga la principal lección que el niño debe aprender en la vida. Por ejemplo, Carlos significa “hombre” y Brígida significa “Fuerza”.
  2. Cuando en sueños somos conscientes de los nombres de otras personas, probablemente también advertimos sus cualidades, y son éstas las que debemos examinar. Si el nombre de un lugar surge en el sueño, consideramos nuestros sentimientos respecto al sitio o algo que sabemos sobre él. Quizá también aparezcan juegos de palabras sobre los nombres.
  3. Espiritualmente, cuando algo recibe un nombre, adquiere forma y, por tanto, significado. El nombre nos permite relacionarnos con el yo esencial.

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: Francisco Javier Ferrón.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.