web analytics
Inicio » Gemoterapia y Piedras Mágicas » Piedra Lunar, características y propiedades mágicas

Piedra Lunar, características y propiedades mágicas

La piedra lunar (Adularia) dispone de otros nombres como ojo de lobo u ojo de pez; es un cuarzo con diversas propiedades gracias a la energía de la luna – actúa con mayor poder en fase creciente y es menos efectiva en fase menguante – y su origen data de tiempos remotos.

Algunas características generales de la piedra lunar:

  • Ayuda al crecimiento interior.
  • Armoniza y equilibra nuestras emociones.
  • Asociada a los cambios cíclicos de las mujeres y ayuda a equilibrar el sistema hormonal.
  • Influye de forma positiva en piel, ojos y garganta, así como el aparato digestivo y el reproductivo.

Existen dos tipos de piedra lunar: Color azul y blanco nacarado con respectivas propiedades independientes y se puede colocar en diferentes partes del cuerpo. Hay que tener en cuenta que la piedra lunar muestra que todo es cíclico y no la podremos llevar encima siempre dado su poder, lo más recomendable es que tras un tiempo realicemos una limpieza y la dejemos recargarse unos días a la luz de la luna – siempre que comience en fase creciente -.

Conocida en muchos países por sus efectos positivos en el sexo femenino y que favorece la fertilidad, la piedra luna es sin duda una de las más recomendadas para la mujer durante toda su vida.

A nivel emocional nos permite mantener un equilibrio en esos momentos de descontrol o impulsividad que puede conducir a desastres; por lo general, la piedra lunar es recomendaba para mujeres muy activas o muy sensibles, aunque hay que prestar especial atención a la fase de luna llena, donde deberán dejar de llevarla debido a que podría causar el efecto contrario, en definitiva, desestabilizar emocionalmente.

A nivel de conciencia nos ayuda a equilibrar nuestra mente y con ello, a organizar nuestras ideas y prioridades, mejorará nuestra comunicación con otras personas y en conjunto a la malaquita nos permitirá eliminar cualquier tipo de bloqueo que podamos encontrar en nuestro subconsciente (también se puede conjuntar con la malaquita para potenciar el lado más femenino). Cuenta con la capacidad de ayudarnos a enfocar nuestros pensamientos y, colocada debajo de la almohada permitirá calmar nuestra conciencia para poder dormir plácidamente.

Finalmente en nuestro físico aporta numerosas propiedades, haciendo especial hincapié en el aparato reproductor femenino. Nos ayuda a prepararnos para el embarazo, durante y finalmente, el parto. Se dice que incluso mejora la lactancia y ayuda a evitar cualquier problema que pudiera surgir en los pechos. Durante la menstruación, es muy recomendable llevarla encima debido a que sus propiedades ayudan a eliminar la inestabilidad emocional, la sensación de hinchazón y los temibles dolores de cabeza.

En definitiva, podemos resumir sus propiedades en estos puntos:

  • Ayuda a equilibrar nuestros estados emocionales y calmarlos.
  • Nos permite trasladar nuestros pensamientos del inconsciente al consciente.
  • Nos ayuda a mejorar la intuición y a empatizar con otras personas.
  • Permite un equilibrio de energías tanto en el sexo masculino como el femenino.
  • Nos ayuda a aliviar el estrés.
  • Es efectiva para calmar los posibles dolores surgidos de la menstruación.
  • En niños hiperactivos permite que se calmen.
  • Recomendada para la mujer en todos sus ciclos de embarazo, tanto previos como finales.

Una vez al mes es recomendable descargarla durante los días de luna menguante colocándola encima de un pequeño montón de hematites y para recargar su energía de nuevo realizamos el mismo proceso en las noches de luna creciente hasta llegar a la luna llena. Su limpieza es sencilla, con un paño y un poco de agua templada podremos realizar una simple limpieza dejándola lista para colocar en algún lugar donde la luz de la luna le de directamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.